Entre risas y tapas, encontrémonos en Sevilla

Entre risas y tapas, encontrémonos en Sevilla

La cultura del tapeo es una de las insignias de la capital andaluza

Todo el mundo queda maravillado con Sevilla.  Sus majestuosas edificaciones, su gastronomía, su ritmo y su sinfín de historias ocultas en las calles… Sin embargo, la cultura del ‘tapeo’ es uno de los mayores encantos de la ciudad.. Este es precisamente el tema que nos incumbe, cómo el “vivir la comida, comernos la vida” se ha convertido en la gran protagonista del turismo.

La cultura del ‘tapeo’ es algo que se prueba entre las personas. Pides una tapa, disfrutas de la charla, pides otra y así hasta que las risas junto a las cervezas o vinos van sumando. Tenemos la suerte de haber hablado con una persona que lo ha vivido de primera mano. Anna es una joven de 25 años que se mudó a Sevilla para trabajar como ingeniera en el aeropuerto. No solo ha conseguido hacerse un hueco en su profesión, también ha experimentado la cultura de tapear.

Anna lleva un año en la capital andaluza. Ahora ya tiene un grupo de amigos formado, con los que ha compartido una infinidad de tapas. “Me imagine que la gente seria abierta” explica. “Al tener un mejor clima, la gente sale mucho más” describe al ser preguntada por el estilo de vida sevillano.

En el momento en que nos habla de las tapas, nos define que el ir a ‘tapear’ consiste en “probar muchas tapas y muy distintas”.  Desde las más tradicionales hasta las innovadoras, existe una amplia variedad. “Yo he llegado a probar un tataki de atún en una tapa” explica. En Sevilla la tapa se ha vuelto una verdadera insignia de identidad, siendo un claro ejemplo de la importancia del turismo gastronómico a nivel mundial.

¿Y qué significa la tapa? Muy fácil, se trata de una pequeñas pieza culinarias que tienen la justa medida para degustar un sabor y, a su vez, el tamaño perfecto para seguir probando más piezas. Se trata de una excusa perfecta para combinar, el ‘callejear’ en las calles de Sevilla buscando los mejores sabores de los bares y restaurantes sevillanos.

El entusiasmo y el carisma con el que te trata la gente, ha conseguido que Sevilla sea un destino turístico perfecto para las personas que desean descubrir nuevas perspectivas.  Por eso todos deberíamos ser arriesgados, animarnos a dejarlo todo por unos días y visitar la capital del ‘tapeo’, tal como Anna lo ha hecho.



X