Gazpacho o Salmorejo ¿Quién será el rey de este verano?

Madrid, 10 de octubre del 2018

Estas dos sopas frías, típicas del verano, forman parte de la gastronomía andaluza

Tomar bebidas refrescantes es un arma infalible para superar el verano. Además, varias personas aprovechan la época para degustar las sopas frías. Por eso, nos trasladamos hasta Andalucía, hogar del gazpacho y el salmorejo, para descubrir cuál de estas dos piezas culinarias nos tienta más. Cómo publica la revista ‘Tapas’, ambos platos son un complemento perfecto para estos meses. Y a pesar de que al principio puedan parecer similares, se diferencian en sus ingredientes.

Comencemos por el gazpacho. Esta sopa fría es un símbolo de la tradición andaluza y sevillana. Con un origen humilde, esta exquisita y sencilla receta ha variado en cada rincón dónde se ha preparado. Sin embargo, siempre conserva la mayoría de sus ingredientes clave: buenos tomates rojos, miga de pan remojada, aceite de oliva, vinagre, sal, agua, cebolla, pepino y pimiento. Todos estos aportan grandes cantidades de vitaminas y minerales. Para todos aquellos que visiten la capital andaluza, este plato es una cita ineludible —si realmente se quiere tener la experiencia sevillana al completo—.

Por otra parte, tenemos el salmorejo cordobés. Un plato que ha conseguido su espacio en la cocina española. Se trata de una pieza culinaria con un mayor espesor y menos ingredientes. Tiene un sabor más concentrado, puesto que no se le añade agua. Esta sopa contiene más calorías que el gazpacho.  Hecho a base de tomate, ajo, aceite y pan, es un plato más sencillo de preparar. Queda acompañado con un huevo duro o jamón ibérico.

Aunque aquí solo hayamos nombrado los ingredientes y algunas de sus características, resulta imposible conocer la gran favorita, entre estas sopas, para el verano. Hay que probarlas y disfrutar de su riqueza de sabor. ¿Y tú, con cuál te quedarías?



X